Únete a mi comunidad

Recibe un boletín semanal con los mejores artículos

* campo requerido
/ ( mm / dd )

Blog

 

Hoy es un día muy especial para todos los mexicanos, ya que celebramos a nuestra madre, por todo lo que significa para nosotros, primero porque nos dio la vida, y después podemos describir todos los beneficios que recibimos de ellas aunque en algunos casos no se puedan apreciar, más de alguna manera alguien nos alimentó y cuidó mientras desarrollamos la habilidad de caminar.

Muchas madres se apropian de esta distinción y se sienten merecedoras del privilegio de ser festejadas y es perfecto, acto seguido esperan un regalo que compense el esfuerzo de la crianza , y esto no es que así lo queramos , es totalmente cultural , alguien dijo que hay que festejar y regalar y todos durante muchos años lo hemos hecho.

 

Cuál es tu reacción cuando escuchas un “NO” a una petición? Que emociones se presentan y como actúas ante esta respuesta te dan la información necesaria para darte cuenta de que pensamientos están presentes y bajo que filtro estas interpretando la respuesta.

Por lo general un no tiene repercusiones en nuestro estado de ánimo por todo el significado que le damos, desde pequeños lo primero que nos enseñan es NO, y la connotación es de malo, de peligro, de inadecuado, etc. y así crecimos con esa creencia limitando la apreciación que tenemos de las cosas y la verdad es que solo son dos letras a las cuales les podemos dar poder o no.

 

Todos tenemos una maravillosa vida que se nos regala, cada días tiene un toque especial y por supuesto los detalles que lo acompañan, pero creo que más nos enfocamos en los detalles, estas situaciones que no deja de hacernos sentir mal y opacan todo lo demás.

Si bien es cierto que tenemos toda la libertad de reaccionar ante cualquier incidente o desastre que se presenta, también tenemos que entender que tenemos muchísimos recursos para que esta reacción no nos lleve al límite de la desesperación.

 

Cuando nos resistimos a cambiar se crea una negatividad que no nos permite ver todas las oportunidades que tenemos, si bien es cierto que hay incertidumbre y que en algunas ocasiones no se cumplen las expectativas también es cierto que quedarse en el mismo lugar no te permite avanzar.

En el proceso de cambio hay que contemplar un proceso de duelo implícito porque definitivamente se pierde algo, que en este caso es la forma en que estamos acostumbrados a vivir, o a resolver problemas, y aplica también si el cambio implica dejar una relación, por lo tanto quiero recordarte las diferentes etapas de duelo según el modelo de Elizabeth kübler ross , esto te ayudara a entender que solo es un proceso que durara mucho menos si tu mentalidad se encamina a la aceptación.

 

Hoy es el día último del año y ya no hay vuelta atrás, estamos en las puertas de una nueva oportunidad, nueva energía y nueva vida si así la recibimos como tal, puedes distraerte entre la fiesta y las bebidas, o puedes darte un tiempo para reflexionar y prepararte.

Cualquier situación que hayas vivido en este 2017 que ya se va fue perfecto para tu evolución, cualquier relación que ya no esta es porque ya no tenía que estar, cualquier proyecto que termino era momento de su final, pero sobre todo tu ya no serás el mismo o la misma , al abrir la puerta un sueño se puede realizar.

 

Hay que dar la vuelta a la página, decimos comúnmente en Año Nuevo, y esto crea a veces confusión, porque no se trata de desaparecer de tu memoria todo lo que ha sucedido sino todo lo que no te funciono, y digo esto porque no nos estamos relacionando con el adjetivo bueno o malo, sino funciono o no funciono, esto abre más el abanico del entendimiento.

A veces algunas cosas no se sintieron tan bien, pero hicieron que tomáramos acciones que nos llevaron al éxito, si lo vemos desde que no nos hicieron sentir tan bien entonces lo juzgaremos de malo, y a veces hasta decimos “EL peor momento de mi vida” pero si lo vemos desde que nos movieron hacia lo que en verdad queríamos entonces fue excelente.

 

Según la definición de Esperanza, es un estado de ánimo optimista basado en la expectativa de resultados favorables relacionados a eventos o circunstancias de la propia vida o el mundo en su conjunto. Creo que todos tenemos que incrementar esta condición en estos días, porque de lo contrario estaríamos cayendo en un círculo vicioso de más de lo mismo.

Hoy pensaba en todo lo que nos espera en este año que viene, quizá algunos tendrán deudas que pagar y se vencen entrando el año , otros estarán con la incertidumbre de tener que cambiar de casa y no encontrar aun el lugar , otros si regresara la pareja o no , el hijo o el marido, otros si encontraran trabajo.

 

Aún seguimos disfrutando de las fiestas familiares típicas de esta época y además preparando lo necesario para terminar este maravilloso año 2017 que nos dio mucho, sobre todo la oportunidad de vivirlo, gozarlo y aprender.
Pero es importante darnos un tiempo para meditar sobre lo que queremos realizar este año nuevo que ya está en la puerta, se supone que ya vimos que no hicimos o que nos faltó por hacer, pero en este momento es necesario que te des tiempo para planear lo que harás con esta nueva oportunidad que la vida te da.
Uno de los puntos importantes que tienes que analizar, que te llevara a crear algo nuevo que te haga ser diferente a lo que has venido siendo y que de seguro deseas para lograr tus sueños es el apego, cuantas veces no avanzamos porque estamos apegados a los hábitos que no nos ayudan aunque nos encanta hacerlos.

 

Todos pensamos que al despertarnos y empezar a caminar estamos conscientes de todo lo que hacemos, y pensamos eso porque nos cambiamos, platicamos, trabajamos y un sinfín de actividades que pareciera que las hacemos conscientemente pero no siempre es así, más bien las hacemos por un condicionamiento de la rutina establecida, basada en el interés de que funcione bien nuestro sistema familiar, nuestro trabajo o nuestras relaciones.

Si cuestionáramos cada una de estas actividades y te preguntaras que sentiste al realizar cada una de ellas, lo más probable es que no lo recuerdes, como tampoco recuerdes la cara de insatisfacción de tu esposo, la forma en que te dirigiste a tus hijos, o el montón de papeles que se acumulan en tu trabajo y la sensación de ser incompetente que se presenta cada vez que los miras.

Y así hay muchísimos momentos del día que se pasan sin ni siquiera recordar que paso con nosotros en una situación determinada y mucho menos con los demás, la idea es que no te castigues si algo no está bien dentro de tus parámetros establecidos, lo importante es solo observar, eso te llevara a darte cuenta que tú no eres lo que piensas, ni lo que sucede ya sea bueno o malo.

 

Los pensamientos son energía por lo tanto están en constante vibración atrayendo aquello en lo cual esta puesta nuestra atención, de tal manera que te conviertes en lo que piensas quieras o no y esto es magnífico cuando esos pensamientos son positivos y están centrados en la auto aceptación, el agradecimiento y el amor, pero si no es este el caso estaremos atrayendo aquello que no queremos y de lo que constantemente nos quejamos.

Hace menos de una semana Louise Hay dejo este plano terrenal y su legado que ha dado la vuelta al mundo está basado en las afirmaciones, las cuales consisten en una forma de reestructura de los pensamientos negativos, cuestionar su veracidad y cambiarlos por otros que sean claros, positivos y poderosos.

Muchas personas no han tenido los resultados que deseaban por una razón que es muy importante, la afirmación es la primera parte del trabajo, ya que se requiere generar una emoción que este en relación a eso que se afirma, y esta requiere a su vez una acción que estimule esta emoción, con conciencia de lo que se está pidiendo.