Únete a mi comunidad

Recibe un boletín semanal con los mejores artículos

* campo requerido
/ ( mm / dd )

Blog

 

Todos deseamos tener energía, vitalidad y que todo lo que está a nuestro alrededor este lleno de energía positiva, deseamos levantarnos y tener la certeza de que lo que suceda en el día será parte del proceso que debemos vivir y no porque alguien desea lo contrario, queremos fluir paz, armonía y amor.

Lo más fácil cuando algo sale mal es pensar que alguien deseo que así sucediera, pero es responsabilidad de nosotros generar energía positiva para evitar que terceros intervengan en estos procesos, es por eso que evitar la energía negativa nace en el interior de cada ser humano, sobre esto escribí algunas consideraciones que valdría la pena tomar en cuenta.

 

La intención es una energía que está disponible en el universo a la cual nos conectamos cuando deseamos lograr algo, para que esto suceda tenemos que tener claro que deseamos y no tiene que ser un proyecto en si , podemos simplemente tener la intención de ser feliz para echar a andar este mecanismo.

Hemos relacionado a la intención con un poder interior basado en algunas virtudes como la voluntad, la fortaleza, la decisión y no es así, ya que siempre estaría a disposición del ego y por lo general terminarán destruyéndola, como suele suceder cuando permitimos que el ego cuestione o juzgue aquello por lo que estamos dispuestos a darlo todo.

Cuántas veces hemos visto sucumbir aquello que deseamos por el simple hecho de cuestionarlos desde lo que la mente o la cultura dice, y la intención es mucho más que eso es la certeza de que nada se impondrá entre yo y aquello que deseo para lo cual tenemos que estar dispuestos a conectar con esta energía que requerirá de nosotros algunas cosas.

 

Uno de los retos de esta era es el desarrollo de la paciencia, y este se complica cada vez más ya que el tener al alcance de nuestras manos prácticamente todo en un simple toque de un botón hace que la paciencia no tenga injerencia en esta dinámica y es por eso que las nuevas generaciones quieren todo inmediatamente y cualquier contratiempo los desestabiliza.

La palabra paciencia, incluye 2 palabras, que son Paz y Ciencia, y es una invitación a observar detrás de cada situación lo que sucede en realidad, desde un estado de Paz intentando obtener información confiable que de claridad, de tal manera que se permita otorgar el tiempo necesario para resolverla o entenderla.

Lo contrario a la paciencia es la desesperación y este es un estado emocional en el cual no se encuentra alguna solución, aparece la impotencia, y es el inicio de un cocktail de emociones destructivas que llevan a la persona a tomar acciones contrarias a su bienestar físico y emocional, y es precisamente por eso que hay que desarrollar la paciencia observando el sinfín de posibilidades en cada situación.

 

Uno de los cambios a nivel social que se está dando es el de los roles en la familia , el de Papa y el de Mama, sin embargo el sentido que cada uno tiene siempre debe de respetarse por el simple hecho de que funciona, la libertad cultural nos hace ver que no tiene importancia pero hay enseñanza tanto de uno como de otro y combinarlos es la fórmula perfecta en la educación de la familia y la sana convivencia de esta, a veces los roles se invierten con respecto a las actividades, el padre se queda en casa y la madre trabaja , pero si ambos están de acuerdo y respetan esto funcionara, siempre al cuidado de que cada uno siga imprimiendo en los hijos el valor de su identidad.

Este tema es amplio pero a continuación describo algunos tips que funcionan en esta labor tan importante de ser padres inmersos en una cultura que todo juzga, pero que pueden aprovechar y hacer suyos algunos por el simple hecho de que les funcionara.

 

Cuando un ser querido muere deja un vacío difícil de explicar para quien lo vive, ya que intervienen recuerdos, expectativas no cumplidas y sobre todo apego físico que es normal por la convivencia, sin embargo entender el proceso de la muerte como tal es importante porque somos cuerpo y espíritu y en ambos casos el sentido de la muerte es diferente, mientras uno es de duelo el otro es de liberación, es por eso que en la medid que nos adentramos al entendimiento espiritual y energético de la muerte no solo se facilita sobrellevar la perdida sino que el duelo causado por esta se vive diferente en cada una de las etapas, las cuales es importante vivirlas como seres humanos .

En la actualidad la Tanatología ayuda mucho en este proceso, de una manera amorosa se acompaña a la persona en su fase terminal a buen morir en todos los aspectos así como a los familiares a superar la perdida, esto aplica también en pérdidas repentinas por cualquier circunstancia, sin embargo la liberación energética necesaria en este proceso es importante y si no se ha tenido a través de tan importante técnica quizá sean de utilidad estos puntos sobre el proceso de la muerte desde el punto de vista energético que se describen a continuación:

 

Cada vez hay más estudios que avalan la relación mente cuerpo, de tal manera que los procesos psicológicos repercuten en los órganos del cuerpo produciendo síntomas que nos hablan de que algo no está bien, además sabemos que hay una serie de sustancias químicas que se liberan en los diferentes estados de ánimo como de dolor, estrés o placer entre muchas sometiendo a las células del cuerpo a sus efectos.

Los avances en la medicina han determinado el origen de los síntomas de manera precoz, sin embargo muchas enfermedades cursan asintomáticas llegando el momento en que el daño físico es irreversible, o simplemente no hemos sido entrenados para escuchar nuestro cuerpo e identificar que problemática psicológica está causando este trastorno.

 

Cuántas personas admiran a otras por tener creatividad, y en muchas ocasiones se vuelven seguidores de ellas, sin pensar que están siguiendo su propia creatividad, porque se dice que aquello que admiras en otros es porque está en ti, quizá ellos han sido elegidos para mostrar a otros el camino y que descubrieran en ellos lo que pueden ser capaces de hacer.

Lo más cómodo es seguirlos admirando, o simplemente estar pendiente de sus pasos para deleitarnos con la máxima expresión de su ser, pero la intención no es esa sino despertar en los demás ese gigante que hay dentro de cada uno de nosotros que en muchos casos podrá superar si se dan la oportunidad de explorar sus propios talentos.

 

Desde que se hizo popular la ley de atracción todo el mundo habla de ella pero pocos la adoptan como parte de sus vidas, si bien es cierto que energías parecidas se atraen y eso es muy atractivo, también es cierto la responsabilidad que esto conlleva, porque esto no incluye la selectividad, de tal manera que si vives un infierno atraerás un infierno.

Para que funcione satisfactoriamente esta ley es empezar a trabajar en uno mismo, no podemos esperar que llegue de afuera lo que no hay adentro, esto es sinónimo de vibrar alto, y te preguntaras que quiere decir esto, pues bien, vibrar alto es crear un estado de vida con acciones que te den paz, confort, seguridad, bienestar, y todo aquello que desees tener, y este es el punto por el que muchas personas no toman como válida esta ley , precisamente porque hay que crear en uno mismo aquello que queremos que llegue a nuestras vidas.

 

Pareciera que lo que aprendimos de niños solo fue parte de nuestra formación, pero va mucho más allá, el vínculo creado con mama es tan fuerte que seguimos llevando creencias, actitudes y comportamientos que nos definen en la vida, te preguntaras si eso es un problema y no lo es en sí pero sí impide que nos expresemos en el mundo de una manera auténtica.

Las palabras dichas por nuestra madre, así como los juicios, advertencias y comentarios influyen de manera importante en el sistema de creencias que forman parte del mapa mental en el cual nos movemos y a la vez determina de una manera dogmática la interpretación de lo que sucede a nuestro alrededor sin darnos la oportunidad de cuestionar.

 

Mucho nos quejamos de las situaciones no tan agradables que llegan a nuestra vida y preguntamos porque, nos desesperamos, reaccionamos pero pocas veces nos detenemos a observar y cuestionar si hemos sido causantes de esa situación, y no lo hacemos porque es difícil asumir la responsabilidad así que preferimos agredir o buscar un culpable.

Cuando tomamos conciencia de que somos los creadores de nuestra realidad se abre una puerta enorme de entendimiento, empezamos a desmenuzar si hemos sido congruentes , recordemos que congruencia es el estado donde lo que pensamos sentimos , lo que sentimos decimos y está en perfecto orden con lo que hacemos , pero en muchas ocasiones preferimos no ser auténticos y callar, o evadimos tener nuestro propio criterio al respecto de tal o cual situación y preferimos aceptar sin cuestionar lo que otro dice, o nos enojamos cuando en verdad tenemos mucho miedo.