Únete a mi comunidad

Recibe un boletín semanal con los mejores artículos

* campo requerido
/ ( mm / dd )

 

Todos pensamos que al despertarnos y empezar a caminar estamos conscientes de todo lo que hacemos, y pensamos eso porque nos cambiamos, platicamos, trabajamos y un sinfín de actividades que pareciera que las hacemos conscientemente pero no siempre es así, más bien las hacemos por un condicionamiento de la rutina establecida, basada en el interés de que funcione bien nuestro sistema familiar, nuestro trabajo o nuestras relaciones.

Si cuestionáramos cada una de estas actividades y te preguntaras que sentiste al realizar cada una de ellas, lo más probable es que no lo recuerdes, como tampoco recuerdes la cara de insatisfacción de tu esposo, la forma en que te dirigiste a tus hijos, o el montón de papeles que se acumulan en tu trabajo y la sensación de ser incompetente que se presenta cada vez que los miras.

Y así hay muchísimos momentos del día que se pasan sin ni siquiera recordar que paso con nosotros en una situación determinada y mucho menos con los demás, la idea es que no te castigues si algo no está bien dentro de tus parámetros establecidos, lo importante es solo observar, eso te llevara a darte cuenta que tú no eres lo que piensas, ni lo que sucede ya sea bueno o malo.

 En pocas ocasiones haces un alto en tu día para observar que estas sintiendo en ese momento, y no lo haces porque los pensamientos están al mil por una en un diálogo interno, pero estas tan acostumbrado a eso que te es difícil concebir que puede ser de otra manera.

Tenemos por costumbre hacer una historia de cada evento e incluir el sufrimiento como postre, pero eso no es necesario, podemos identificar cada situación simplemente como sucede, sin juicios y así mismo dejarla ir.

Desde hace miles de años se ha visto la importancia de estar en tiempo presente, en el aquí y el ahora, ya que es el único momento de crear, de planear, de convivir, de ejecutar, de tener oportunidades, es el único momento con el cuentas para en verdad vivir y disfrutar la vida, ya que si solo estas pensando en el pasado , encontrarás frustración porque no puedes cambiarlo, y como consecuencia depresión, y si estás pensando todo el tiempo en que sucederá, crearas un estado de ansiedad pues se va creando un sin fin de ideas que no tienen que ver con lo que en verdad sucederá, y la mayoría de ellas son fatalistas.

En la actualidad han adquirieron importancia algunas prácticas Hindúes y Budistas como lo son la Meditación y el Mindfulness, ya que se utilizan como herramientas para identificar los pensamientos que causan sufrimiento y a la vez disolverlos, volviendo a la paz sin juzgar ni dramatizar los incidentes, más bien desarrollando una comprensión de cada evento teniendo la conciencia de que la persona no es ni el dolor, ni el sufrimiento y reaccionando de una forma amorosa.

Se entiende por meditación la práctica que te lleva a descubrir tu ser, hay decenas de técnicas que nos invitan a llevar nuestra mente al momento presente, observando y dejando pasar todo lo que surja, este por sí solo es el objetivo de la meditación, aprender a ser en el presente y des identificarnos de los contenidos cambiantes de nuestra mente.

Mindfulness es un tipo de meditación conocida también con el nombre de vipassana o monitoreo abierto. El objetivo es conocer el funcionamiento de la mente observando y manteniendo una actitud de aceptación o amabilidad afectuosa de todo lo que surja, permitiendo que se disuelva por sí solo o retirándole la atención y dejándolo ir. Esto nos permite desligarnos de la tiranía mental del pensamiento repetitivo y el juicio constante.
Los enormes beneficios que traen estas disciplinas al incorporarlos en la vida diaria hacen que haya una gran cantidad de información sobre ellas, por nombrar algunas:

• Capacidad de cultivar una mayor conciencia sobre el momento presente con aceptación.
• Conocer el funcionamiento de la mente y su tendencia a la insatisfacción permanente.
• Desidentificación con los pensamientos, emociones y estados de ánimo (que no son hechos, sino fenómenos variables y cambiantes)
• Liberación de patrones automáticos e inconscientes.

Esto trae por consecuencia:

• Mayor capacidad de concentración y efectividad mental
• Aumento de ecuanimidad, seguridad y confianza
• Aumento de sensaciones de satisfacción y bienestar
• Aumento del nivel de energía y vitalidad
• Aumento de oxígeno en el organismo y de las funciones del metabolismo
• Fortalecimiento del sistema inmunológico
• Reducción de la necesidad de descanso
• Equilibrio de la tensión arterial
• Mayor resistencia frente a hábitos erróneos: comidas excesivas, tabaco, alcohol en grandes cantidades
• Reducción del estrés

En tus manos esta hacer una diferencia en tu vida, recuerda el que te creo sin ti no te va a salvar sin ti, hay que hacer un esfuerzo por mejorar la calidad de vida que llevamos, que de seguro repercutirá no solo en nuestro entorno, sino en todas las áreas de nuestra vida.

Te recuerdo que en sábados Holísticos tendremos diferentes actividades más información da click aqui

Habra Meditacion a cargo de Sonia Laura Martinez da click aqui

Meditacion especial guiada sanado la energia femenina por Irene Garcia Hinojosa da click aqui