Únete a mi comunidad

Recibe un boletín semanal con los mejores artículos

* campo requerido
/ ( mm / dd )

 

Los pensamientos son energía por lo tanto están en constante vibración atrayendo aquello en lo cual esta puesta nuestra atención, de tal manera que te conviertes en lo que piensas quieras o no y esto es magnífico cuando esos pensamientos son positivos y están centrados en la auto aceptación, el agradecimiento y el amor, pero si no es este el caso estaremos atrayendo aquello que no queremos y de lo que constantemente nos quejamos.

Hace menos de una semana Louise Hay dejo este plano terrenal y su legado que ha dado la vuelta al mundo está basado en las afirmaciones, las cuales consisten en una forma de reestructura de los pensamientos negativos, cuestionar su veracidad y cambiarlos por otros que sean claros, positivos y poderosos.

Muchas personas no han tenido los resultados que deseaban por una razón que es muy importante, la afirmación es la primera parte del trabajo, ya que se requiere generar una emoción que este en relación a eso que se afirma, y esta requiere a su vez una acción que estimule esta emoción, con conciencia de lo que se está pidiendo.

 Y es aquí que sucede el primer tropiezo cuando estamos haciendo algo para dar veracidad a lo que decretamos, empiezan las dudas, funcionara o no?, y van apareciendo pensamientos negativos, miedo, angustia y muchas emociones contrarias a lo que se afirma , dejando a un lado la intención, y el punto aquí es que estamos condicionados a pensar solo lo que no queremos en la vida y no lo que queremos en realidad.

Una afirmación más una acción acorde a ella es el camino para que los milagros sucedan, pero se requiere constancia y perseverancia, ya que nuestro cerebro está condicionado a una forma de pensamiento, así que se lleva tiempo pero cuando menos lo esperas, al seguir repitiendo constantemente una afirmación las mismas células de tu cuerpo se lo creen al aumentar su vibración y el milagro llega.

Aquí el punto clave es darnos cuenta que clase de pensamientos tenemos y hacia donde están encaminados, solo así podemos entender como esta nuestra vida, y si no nos gusta o no estamos satisfechos con los resultados que queremos se puede cambiar, solo hay que tomar conciencia de lo que sucede y adoptar una forma de pensar positiva con la emoción correspondiente, ya que esta además de alinearnos a nuestro objetivo tiene un sinfín de beneficios inmediatos.

Entre muchos podemos nombrar el equilibrio hormonal que se logra cuando piensas con el corazón, y esto quiere decir cuando generas emociones de amor tan fáciles como contemplar a un bebe dormido o acariciar a tu mascota trayendo estabilidad a la frecuencia cardiaca que equilibra todo el organismo ya que el corazón es gran imán que influye en todo el cuerpo.

Sé que piensas que el cambio no es fácil, pero es más sencillo de lo que parece , porque no requiere de nada externo para esto , solo requiere que tu estés convencido de cambiar, que apuestes por una oportunidad en la vida y te convenzas que lo que tu dejes de hacer por ti nadie lo hará por ti, solo así podrás empezar a observarte, a observar tus pensamientos y desear generar un cambio, ahí en esa conciencia encontraras la fuerza para dar el primer paso , mantener la mente abierta y aceptar que el milagro sucede si sigues un paso a la vez disfrutando el camino , y aprendiendo de el .