Únete a mi comunidad

Recibe un boletín semanal con los mejores artículos

* campo requerido
/ ( mm / dd )

 

Desde que se hizo popular la ley de atracción todo el mundo habla de ella pero pocos la adoptan como parte de sus vidas, si bien es cierto que energías parecidas se atraen y eso es muy atractivo, también es cierto la responsabilidad que esto conlleva, porque esto no incluye la selectividad, de tal manera que si vives un infierno atraerás un infierno.

Para que funcione satisfactoriamente esta ley es empezar a trabajar en uno mismo, no podemos esperar que llegue de afuera lo que no hay adentro, esto es sinónimo de vibrar alto, y te preguntaras que quiere decir esto, pues bien, vibrar alto es crear un estado de vida con acciones que te den paz, confort, seguridad, bienestar, y todo aquello que desees tener, y este es el punto por el que muchas personas no toman como válida esta ley , precisamente porque hay que crear en uno mismo aquello que queremos que llegue a nuestras vidas.

 Hay muchas acciones por las que puedes empezar las cuales conjugan en tres grupos:

El sentimiento de abundancia
El sentimiento de gratitud
El sentimiento de amor

Como ven la clave es sentir aquello que queremos
Para tener el sentimiento de abundancia hay que identificar la relación que tenemos con el dinero, hay muchas ideas erróneas al respecto que fueron aprendidas en la niñez las cuales hay que cuestionar. Cuantas veces se prefiere vivir quejándose de la escasez en vez de descubrir que el dinero es su seguridad en el mundo porque alguien les dijo que si no tienes dinero no vales, o lo contrario te llega el dinero y lo gastas todo sin invertirte en crear una estructura que te permita atender todas tus necesidades, estos dos extremos solo indican que no hay una buena relación con el dinero que es igual a cualquier otra relación, se requiere de respeto y atención.

Se vale visualizar aquello que deseas y sentir que ya lo tienes, se vale leer libros que te hagan sentir abundante, se vale cualquier práctica que te lleve a la experiencia, porque sólo viviéndola llegara de una manera permanente.

Sabemos que la gratitud nos permite valorar todo lo que si tenemos, así que hacer el hábito de agradecer traerá paz a nuestra vida y esas sensación de saciedad atraerá más de lo mismo, pero muchas veces estamos más concentrados en aquello que nos falta que se crea un vacío difícil de llenar, porque poco se valora el don de la vida y todo lo que conlleva, salud, bienestar, pareja, hijos, etc., Sentir gratitud es estar consciente de todo por lo que somos bendecidos, así que haz ya tu lista de agradecimiento y siente cada uno de ellos, desde el corazón en profunda conexión con tu divinidad.

Si en cada acto que realicemos le imprimimos la virtud del amor, todo tendrá otra connotación, así sea algo que no te agrade se transformara en algo que te sea útil; el amor es el sentimiento que tiene más alta vibración y le imprime a todo lo que realizamos un sello único, si empezamos por amarnos a nosotros mismos podremos dar amor a los demás, pero en muchos casos se prefiere demandar amor de otro cuando ni siquiera estamos dispuestos a dárnoslo a nosotros mismos y mucho menos a compartirlo , y así se crean los más grandes vacíos de la existencia, porque una persona que no tiene amor no podrá vivir feliz. Hay tantas formas de llenarnos de amor, contemplar la naturaleza máxima expresión del amor de dios, observar a nuestros hijos, ver fotografías que te inspiren etc. Y la más sublime, actos de caridad.

La causa por la que las personas no puedan ver manifestada esta ley es porque no quieren cambiar su estilo de vida, esta ley no es magia es por eso que se llama atracción, atraes lo mismo que tienes, y es una de las más hermosas posibilidades de crear la vida que tanto deseas.